Lun - Vie: 8:00 - 17:30

Eficiencia energética

Soluciones en automatización para la eficiencia energética

El cuerpo humano necesita energía en forma de alimentos y bebidas para llevar a cabo las actividades diarias, y la fabricación funciona de forma muy similar.

 

La transformación de materiales y de información en artículos que satisfagan las necesidades humanas requiere energía. Sin embargo, el uso de dicha energía para transformar las materias primas en productos de consumo también constituye una de las principales fuentes de contaminación ambiental. El uso de energía a gran escala para realizar operaciones industriales (32 % de toda la energía consumida) es responsable de importantes emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

 

Garantizar un futuro sostenible para las generaciones venideras sólo será posible reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicha reducción se puede conseguir mediante la implementación de medidas de conservación de la energía (evitar el consumo de energía) y de eficiencia energética (reducir la cantidad de energía consumida).
Las normas ISO 50001 y EN 16247-1
Las últimas en incorporarse
Esta directiva ya forma parte de nuestras vidas en forma de etiquetas de eficiencia energética para clasificar los electrodomésticos o de certificados de eficiencia energética para la venta o alquiler de edificios. En la industria, y desde diciembre de 2015, las auditorías de ahorro energético son obligatorias para las grandes empresas y firmemente recomendadas para las PYMEs. Las normas ISO 50001 (Sistemas de gestión energética) y EN 16247-1 (Auditorías de energía) tendrán cada vez más peso, de igual forma que lo tuvieron las normas ISO 9001 e ISO 14001 que las precedieron.

 

Hacia la eficiencia energética
El diseño
La eficiencia energética es sólo una parte de la historia.
Ser eficiente desde el punto de vista energético significa diseñar para conseguir eficiencia y elegir las tecnologías y fuentes de energía adecuadas.
Los ingenieros y diseñadores desempeñan un papel fundamental. Comprender la energía, cómo se convierte en formas útiles y dónde se pierde hace que los ingenieros y diseñadores puedan replantearse la manera en la que se hacen las cosas para usar la energía de forma más sensata.

 

Y no nos olvidemos del…
consumo de la energía
El consumo va de la mano del diseño. Veámoslo de esta forma: es inútil comprar un refrigerador A+++ si dejamos la puerta abierta durante varios minutos. De igual forma, después de que la máquina haya sido diseñada para ser eficiente, debemos pensar en cómo usar la energía de forma sensata en el proceso de producción.
EFICIENCIA ENERGÉTICA COMO VENTAJA COMPETITIVA
La eficiencia energética puede suponer una ventaja competitiva para aquellos negocios que la establezcan como una de sus prioridades empresariales. Un ahorro entorno al 25-30 % es viable porque, al contrario que la mano de obra o el capital, el uso de energía como factor de producción está lejos de estar optimizado, por lo que las mejoras potenciales son sustanciales.

 

LA EVOLUCIÓN HACIA EL AHORRO
En el nuevo escenario de competencia relacionada con la energía, el primer paso consiste, como siempre, en conocer el uso que se hace de la energía. A partir de ese momento y hasta el paso final de reducir la intensidad energética de los productos fabricados, queremos estar a su lado.

 

Desde la asistencia en las etapas de diseño hasta la orientación sobre el consumo de energía, queremos estar a su lado. Podemos ofrecerle nuestros conocimientos técnicos, nuestra experiencia, nuestro soporte y nuestra formación para que pueda conseguir una producción eficiente desde el punto de vista energético, y la fabricación eficiente que le proporcionará competitividad a corto, medio y largo plazo.

 

Además, somos muy conscientes del uso excesivo del término ‘ahorro energético’ y sabemos que, en ocasiones, es algo bastante intangible. Por eso, cuando abordamos este tema con nuestros clientes, lo traducimos a lo que de verdad importa: dinero.

 

Conscientes de que la reducción de costes es lo primero en lo que piensan nuestros clientes en estos días, el valor monetario es el lenguaje en el que tenemos que hablar y, por eso, de lo que trata realmente todo esto es de ahorrar juntos.
Nombre:
Correo: