Lun - Vie: 8:00 - 17:30

Cilindros

Línea neumática básica SMC

Los cilindros son aquellos que convierten la energía cinética del aire comprimido en movimiento mecánico lineal. Desempeñan una infinidad de aplicaciones en la industria como mover y detener cargas, operaciones de sujeción, entre muchas más y se pueden instalar en cualquier orientación.

Los cilindros están disponibles en diferentes estilos: atirantados, roscados, engargolados y compactos. Los cilindros atirantados, roscados y engargolados pueden tener cargas fijas, por lo tanto, se pueden utilizar en aplicaciones como empujar y cargar. Mientras que los compactos no pueden soportar cargas, por consiguiente, son utilizados para operaciones de sujeción.

Independientemente del estilo del cilindro, éstos se dividen en dos grandes grupos: simple efecto y doble efecto.

Los cilindros de simple efecto trabajan en un solo sentido. El retroceso se realiza por medio de un resorte interno, o por otro medio como una carga o movimiento mecánico, etc. Hay dos tipos de cilindros de simple efecto que son de “vástago retraído” y de “vástago extendido”. Este tipo de cilindro se utiliza para aplicaciones de sujeción, marcación, expulsión, etc. Una desventaja es que tiene la carrera limitada.

Por otro lado, los cilindros de doble efecto son aquellos que realizan su trabajo en ambos sentidos ya que la presión de aire se aplica por ambos lados del émbolo.

Las series básicas de los cilindros neumáticos son las siguientes:

  • Cuerpo circular: CJP, CJP2, CJ1, CJ2, CM2, CG1, CA2, MB/MB1, CS1, CS2, C85, C96/C95
  • Cuerpo cuadrado: CQS, CQ2, RQ, NCQ8, C55
  • Cuerpo rectangular: CUJ, CU, CQU, MU
Cilindros SMC México

Conoce más productos que integran una Línea neumática básica