Lun - Vie: 8:00 - 17:30

FRL (Unidad de mantenimiento)

Línea neumática básica SMC

Los componentes de una unidad de mantenimiento son el filtro, el regulador y el lubricador, los cuales se conectan por medio de bloques de unión y anclaje o escuadras de fijación, entre otros accesorios.

El filtro se encarga de limpiar el aire, es decir, remover todas aquellas partículas que hay presentes aún después del filtro de línea principal; por ejemplo, finas partículas de aceite carbonizado, cascarillas de la tubería, material del sello desgastado, entre otras que pueden dañar los componentes neumáticos. Dependiendo de la aplicación es el nivel de filtraje que se debe alcanzar. Hay diferentes tipos de filtros con diferentes niveles de filtración disponibles.

El regulador se encarga de establecer la presión adecuada. Es necesario porque, a presiones mayores del nivel correcto, se produce un desgaste más rápido de los componentes; por otra parte, cuando la presión es muy baja, se tiene un bajo rendimiento lo que al final  resulta más costoso.

El lubricador se encarga de mantener lubricados los componentes que tienen que estarlo. No todos, en especial lo más modernos, requieren lubricación; sin embargo, es necesaria para los equipos que operan bajo condiciones extremas ya que aumenta la vida útil de estos.

Dependiendo de la aplicación hay diferentes configuraciones de las unidades. Por ejemplo:

Todas las unidades de mantenimiento pertenecen a la serie AC. Cambiando el modelo dependiendo de la configuración de los componentes.

frl-unidad-de-mantenimiento SMC México

Conoce más productos que integran una Línea neumática básica